Levitra 5 Mg Precio Priligy Como Se Usa Cialis Generico Colombia Levitra Versus Cialis Reviews Viagra Significado Por Que No Hay Levitra
Category

Avance Tecnológico

Bio-impresión 3D

By | Ar3D, Avance Tecnológico, Bio-impresión 3D, tejido impreso | One Comment

Hace unas semanas os hablábamos de lo entusiasta que es el equipo de Ar3D con la tecnología de impresión 3D. En esta actualización queremos ir un poco más allá y centrarnos en su aplicación médica. En este ámbito se están dando los primeros pasos para producir órganos humanos complejos.

“Los órganos impresos podrían ser perfectamente funcionales en pacientes dentro de los próximos diez a veinte años” así de rotundo es Xu Ming’en, parte del equipo de investigadores de la Universidad Hangzhou Dianzi que han desarrollado la primera impresora 3D capaz de imprimir tejido vivo. Regenovo ya ha sido usada para imprimir varias muestras. Incluyendo unidades de hígado y cartílago de la oreja humana. Aunque a diferencia de un órgano real, este no tiene color ni vasos sanguíneos o nervios. Ya que todavía es imposible imprimir el tejido y los vasos sanguíneos que viven de forma simultánea con la tecnología actual.

Para intentar solventar estos problemas, hay varias empresas en el mundo que trabajan para cambiar la realidad. Es el caso de la norteamericana Organovo que espera tener el primer hígado. Su mayor handycap en este momento es aportar los nutrientes y el oxígeno necesario para que el órgano sobreviva, ya que durante las pruebas acaecidas, las células mueren antes de que el tejido salga de la impresora.

La intención primaria de la empresa ubicada en San Diego es conseguir dar solución al problema y destinar el tejido hepático resultante a la investigación y prueba de medicamentos.

Volviendo al presente

Actualmente el uso de esta tecnología de impresión de última generación se sitúa en el desarrollo de prótesis. Son prótesis destinadas especialmente a sustituir la parte sólida de los huesos en pacientes que han perdido masa ósea a raíz de un accidente o enfermedad. La gran cualidad de esta tecnología es poder diseñar piezas a la medida del paciente. De manera que se ajusten al detalle a sus condiciones. Pueden ser piezas de titanio, de materiales cerámicos o plásticos.

Aunque el reto está en ir un paso más allá y fabricar piezas que estén vivas. Algo impensable hace poco tiempo.

“La parte complicada es la de los materiales, que son biológicos. No es como imprimir en 3D plástico o metal. El plástico no se muere si lo dejas en un estante al que le entra aire a temperatura abierta durante mucho tiempo”comenta Mike Titsch, editor jefe de  3D Printer World, publicación digital que cubre la industria.

3D Bio-printer

Ojalá algún día las impresoras 3D puedan producir órganos para trasplantes que aumenten nuestra esperanza de vida. Sin duda, antes de que esto ocurra, habrá un gran debate ético sobre el caso.

El proceso de la bio-impresion 3D se encuentra en la primera etapa. Su meta es conseguir que los órganos vivan para poder utilizarse en pruebas de medicamentos o vacunas. Esto ya supondrá toda una revolución. Seguramente la primera prueba que nuestro mundo podría cambiar de manera significativa en los próximos años.

Es el principio de una carrera empresarial para convertir esta tecnología en una industria importante.

bioprinterSilicon Week